¿Cómo escoger clínica de fertilitdad?

03.12.2015 21:42

Bien, como en todos los pasos que vamos a seguir a partir de ahora, una vez se ha contactado con Extraordinary Conceptions y decides seguir adelante, ellos te guían y te asesoran absolutamente en todo. Así pues, y como no podía ser de otra manera, fueron ellos mismos quienes nos facilitaron diferentes clínicas de la zona con las que podíamos contar para nuestro proceso. Teníamos diferentes nombres de clínicas y también de doctores que se encargaban de procesos de fertilidad en cada una de ellas. Así como también se nos informó de las ventajas e inconvenientes en cada una de las mismas.

Es importante saber que la legalidad de la maternidad subrogada en el Estado de California hace que las clínicas de fertilidad tengan previstos packs para estos casos. Por este motivo ofrecen “ofertas” que pueden hacer más fácil asumir los costes que se generan y también subsanar de la mejor manera posible en caso de no tener éxito en el primer intento. Se nos facilitaron contactos en cada una de las mismas para poder preguntar, exponer dudas, pedir presupuesto, … Con todos estos preámbulos, inicialmente decidimos trabajar con un centro de fertilidad ubicado en la propia ciudad de San Diego. Digo inicialmente, porque meses más tarde y debido a circunstancias, decidimos cambiar de clínica; escogimos una madre subrogada que vivía en otro lugar y para facilitarle desplazamientos y evitar su ausencia en su lugar de trabajo nos decantamos por una nueva clínica que le hacía más fácil su día a día por proximidad, pero esto lo detallaremos más adelante; no quiero anticiparme ni tampoco excederme en un cúmulo de información.

No queremos obviar que en todo momento encontramos a un personal muy humano que nos ayudó y empatizó con nuestro caso en todo momento. Nos sentimos nuevamente muy arropados, por personas que hasta el momento nada tenían que ver con nosotros. Como siempre digo, obviamente nos encontramos delante de un negocio pero siempre con unas personas extraordinarias que nos ayudaron en los buenos pero sobre todo en los malos momentos. De manera totalmente desinteresada se ajustaron lo más que pudieron a nuestro presupuesto.

Ahora sí, en el siguiente post continuamos con la historia que vivimos después de escoger el que iba a ser nuestro centro de fertilidad y regresar a España después de nuestro primer viaje y toma de contacto con la realidad de la maternidad subrogada en un país donde todo queda regulado y redactado en leyes expresas para ello. Vamos a seguir adelante... 

 

Una vez de vuelta a España....