Entramos en último tramo del embarazo! UUUFFFF Último trimestre

11.02.2016 14:03

Bien, pues esta vez, en este post, ya explicamos como llegamos al final del embarazo. 

Pasado el sexto mes, todo se nos hacía cuesta arriba, después de ver las ecografías 4D, en la que se apreciaba perfectamente la carita de nuestros peques, por cierto, ¡Los más bonitos del mundo entero! (que os voy a decir yo como madre), y después de estar tanto tiempo esperando, nunca llegaba el final... 

Poco a poco fuimos preparando toda la documentación para poder viajar, organizando toda la documentación legal y contratos firmados hasta entonces que nos llevaríamos a EEUU para tenerlo todo a mano. El día a día se hacía duro, en todo momento nuestros bebés estaban en nuestra mente. 

En este moment decidimos también que nombres les íbamos a poner, al BEBE A le llamaríamos Marc y al BEBÉ B Àlex. En pocas ocasiones habíamos barajado la posibilidad de tener dos niños, así que aunque teníamos claro que Marc era uno de ellos, el segundo nombre no estaba claro, finalmente y después de mucho pensar surgió Àlex y este entre la família y amigos ganó por mayoría, por tant, estaba adjudicado. 

En este último tramo y cuando nuestra gestante estaba embarazada de 28 semanas, tuvimos un pequeño susto, nos llamó un miércoles por la tarde diciendo que sentía unas contracciones muy fuertes, que estaba preocupada porque cada vez eran más seguidas. Junto con ella, decidimos no esperar más y se fue rápido al hospital para que la viera nuestro médico. Allí la atendieron enseguida, de hecho, debo decir que las contracciones anunciaban un parto que en horas se hubiera producido. Teniendo en cuenta la inmadurez de los peques y su bajo peso, decidieron que lo mejor era parar el parto. Así lo hicieron, después de unas horas consiguieron parar las contracciones y a partir de ese momento nuestra super gestante debía quedar en reposo absoluto, el objetivo era aguantar las máximas semanas posibles para que así los dos bebés fueran cogiendo peso y madurando como les tocaba. Aunque para ella fue duro, porque es una persona muy activa, no tuvo más remedio que convivir con un reposo absoluto y una diabetes gestacional que debía controlar con una comida adecuada y en cortos espacios de tiempo y llegado el caso con insulina. 

Fue duro, sabíamos que en cualquier moment podía ponerse de parto así que compramos nuestros billetes de avión. Os explico, para los que podáis estar interesados que existen billetes de avión con derecho a cambio, para nosotros algo muy importanto, puesto que si el parto se adelantaba necesitábamos marcharnos y perder el dinero de dos billetes de avión enteros era demasiado, así que con estos billetes con derecho a cambio, aunque tienen un coste un poquito superior al normal, sale muy a cuenta para posibles cambios inminentes.

También fue el momento de buscar apartamento en la ciudad donde iban a nacer los dos ratoncitos, Freemont. Hasta entonces, era un tema que no nos había preocupado, pero paso a ser preocupante cuando nos dimos cuenta de los elevados precios que encontrábamos. Pedimos ayuda a la agencia y también a la própia gestante, en ambos casos nos ayudaron muchísimo, aunque no acababamos de encontrar aquello que se adaptaba a nuestro presupuesto y necesidades. FInalmente la propia L.A. (gestante) nos ofreció una habitación con baño propio dentro de su casa, mucho más economico y así también nos permitía que durante el tiempo que estuvieramos en EEUU ella pudiera ver a los peques. era lo mínimo que le podíamos ofrecer después de haberlos cuidado en su interior durante tanto tiempo. Nos hacía especial ilusión que ella los pudiera ver las primeras semanas de vida mientras arreglabamos documentación para volver a España y así lo hicimos. 

 

En la fotogalería os cuelgo algunas de las fotos que tomamos en la ecografía 4D y del primer babero con su nombre que les hice yo misma. Espero que os guste!

Bien, en el próximo post hablamos del momento del parto! UNA GRAN EMOCION! Sigo mañana! ;)